obey

Hagamos un ejercicio mental: si te pido que nombres algunas marcas famosas de indumentaria urbana, y más específicamente de gorras planas, de seguro pensarás en marcas como DC, Nike, Adidas, Vans y, como no, Gorras Planas Obey.

Todo bien hasta ahí, ¿no?, pues no te creas. Obey en realidad no se constituyó como una marca o empresa textil. Si acaso, derivó en ello después de algunos años.

Si bien su imagen es más famosa con cada día que pasa, los orígenes de Obey distan mucho de formar parte del mundo corporativo.

Historia de Obey

En realidad, esta “campaña” es una obra del artista gráfico estadounidense Shepard Fairey,quien es una figura del arte callejero y el grafitti en el mundo.

Fairey creó el concepto de OBEY progresivamente, comenzando con imágenes en blanco y negro de la cara del luchador profesional y actor en la película “la princesa prometida” Andre The Giant (la imagen más popular de la marca en la actualidad), a las que se le fueron añadiendo frases o palabras con un alto contenido de crítica social, orientadas a provocar reacciones en el público.

Una de estas palabras fue, precisamente, OBEY (“obedece” en inglés), que cobró popularidad rápidamente por la agresividad de la imagen en conjunto, y por la cantidad tan variada de respuestas que encontraba en el público que la veía. De ahí en adelante, esta combinación fue la punta de lanza para los esfuerzos artísticos de Fairey, quien se encargaba de reproducirla una y otra vez en los espacios públicos de todos los países que visitaba.

Con el pasar del tiempo, y notando el éxito comercial que podría tener Obey, Fairey decidió crear la línea Obey Clothing, que manufactura una cantidad de piezas textiles, manteniendo en todas ellas el estilo provocativo y desafiante que ha caracterizado al trabajo artístico de su creador.

Entre estos productos están las ya archifamosas gorras planas, luciendo habitualmente la palabra Obey en solitario, o acompañada con la popular mirada de Andre The Giant.

De acuerdo a su creador, la campaña se define como un experimento de “fenomenología”, donde el objetivo principal no es el éxito comercial, si no lograr que el individuo se encuentre fascinado por el ambiente que lo rodea.

Por si no bastara con su peculiar origen o con su mensaje algo contradictorio (lanzar dardos al sistema a través de una marca de ropa que se vende masivamente), la historia de Obey también tiene un apartado algo… insólito: Las teorías conspirativas.

Y es que alrededor de la marca han surgido numerosas teorías que alarmarían hasta a algunos escépticos. Muchos especulan con que Obey en realidad está dirigida por sociedades secretas como los Illuminati o los Masones, principalmente porque en sus diseños suele incluir cierta parafernalia de estos grupos. Sin embargo, Shepard Fairey se ha apresurado a negar estos rumores en todo momento, y asegura que la presencia de estos elementos viene dada por la carga de mensajes políticos y sociales que caracteriza a la marca.

Estilos para usar gorras planas Obey:

 

La gorra plana es una prenda bastante versátil, y hay una infinidad de maneras para usarla y combinarla. Si estás iniciándote en este mundo, puedes apegarte a algunos de estos estilos para usar tu gorra Obey y lucirla a todo lo que da.

Frontal, natural y casual:

Este es el mejor estilo para aquellos que no quieren irse a los extremos, y solo desean usar su gorra plana sin que esta sea la pieza central de todo el atuendo que lleven puesto. Como su nombre lo dice, la prenda se coloca de forma natural, de frente y sin moverla ni un centímetro. No hay que ser muy listo para saber de qué hablamos. Lo mejor es que al ser un look tan sencillo, puede incorporarse de forma perfecta a muchos outfits sin que haga deslucir.

El look europeo: gorra alta y visera hacia arriba.

Si eres una persona con las agallas suficientes, puedes intentar lucir una gorra plana de colores muy vivos. Además, arriésgate un poco colocándola bien arriba en tu cabeza y con la visera apuntando hacia el cielo. Este look tendrá mejores resultados si te vistes a juego, obviamente. Prendas como una camiseta de colores llamativos y unos pantalones ceñidos le vienen como anillo al dedo a esta gorra plana.

Ligeramente ladeada:

Uno de los estilos más frecuentes a la hora de lucir las snapbacks es inclinarlas levemente hacia un lado. Nada de girarlas 90 grados en tu cabeza y parecer ridículo, solo se trata de ladearla un poco manteniendo el buen gusto. Como puedes suponer, esto le resta utilidad a la gorra plana ya que no te protegerá mucho del sol. Pero, ¿acaso alguien usa gorras planas por este motivo?

Volteada y con la visera hacia abajo:

Colocarnos nuestra gorra plana Obey totalmente hacia atrás ha caído un poco en desuso últimamente, sin embargo hay una forma de seguir implementando este look y no lucir algo infantil. Se trata de variar la posición de la gorra, la colocamos bien alta en nuestra frente y luego bajamos al máximo posible la visera. De esta forma, la gorra quedaría con una inclinación muy marcada a lo largo de nuestra cabeza.

Toma estos estilos como pasos iniciales en tu andadura por la variedad de las gorras planas, pero nunca temas arriesgarte un poco más. Quién sabe, quizás la próxima moda inicie en tu cabeza.

También puede interesarte:

 

Consejos para diferenciar entre las gorras planas Obey originales y las  falsas:

Lógicamente, nadie desea que le den “gato por liebre”, mucho menos si deseas un producto de alta calidad como las gorras planas Obey, y terminas con una réplica barata por la que pagaste diez veces más de lo que vale. Para que esta situación no te ocurra a ti, hay algunas señales que puedes buscar en la prenda.

  • Posibles malformaciones: Hay muchos detalles que pueden determinar si tu gorra plana Obey es auténtica o no. Antes de comprar tu gorra debes tratar de fijarte muy bien en aspectos como la forma de la misma, por ejemplo, si la parte de arriba no es un poco aplanada y no está del todo derecha, es posible que se trate de una imitación. De la misma forma, en la parte interna de la gorra puedes buscar imperfecciones como que las franjas de tela que unen cada panel de la prenda no están alineadas. Estos desperfectos son típicos en las gorras planas Obey falsas.
  • Apariencia de las etiquetas: Más allá de que la etiqueta tenga una modificación descarada en el nombre de la marca, como por ejemplo, que diga Obeey en lugar de Obey, hay detalles como que la etiqueta debe estar perfectamente ubicada y las costuras de la gorra nunca pasaría por encima de la misma, mucho menos cubrirían el texto que hay en ella.
  • Acabados irregulares: Una marca tan popular como Obey no se tomaría a la ligera la confección de sus artículos, es por eso que cualquier irregularidad en aspectos como la costura, o partes corrugadas en el cuerpo de tu gorra a consecuencia de errores en la costura, son motivo para sospechar que no se trata de una gorra plana Obey original.

En el siguiente video enseñan las diferencias entre las originales y las falsas.

Para evitar estos malos ratos, lo más recomendable es adquirir las gorras planas en locales que trabajen de primera mano con tus marcas favoritas, o en tiendas (bien sea digitales o físicas) que ofrezcan algún tipo de aval sobre la autenticidad de sus productos.

Otra recomendación es no usar las gorras planas “a lo loco”. Como toda pieza de indumentaria, hay circunstancias más propicias que otras para hacer gala de nuestras gorras planas. Por ejemplo…

Cómo usar gorras planas sin morir en el intento:

  • De acuerdo a la edad: Muchos tienen la filosofía de que no importa la edad sino el espíritu, pero en el caso de la moda o los accesorios es muy difícil dejarse llevar por esta premisa. Seamos sinceros, las gorras planas están destinadas directamente a un público joven, y si ya estás un poco pasado de edad, es muy probable que termines viéndote como un mal chiste.
  • De acuerdo a la ocasión: Sí, estamos de acuerdo en que debes ser fiel a tu estilo en todo momento, pero no exageres. Si estás en una ocasión que exija un vestuario formal, ni se te ocurra terminar el look con una gorra plana. Éstas mejor consérvalas para ir a festivales, para ir a la playa o para simplemente salir con tus amigos. Si vas con tus amigos a un evento formal, tampoco puedes usarlas.
  • De acuerdo a tu estilo: Probablemente te puedas sentir inspirado por famosos que usan gorras planas y les quedan geniales, es normal y a todos nos pasa.

Sin embargo hay una línea estrecha entre pensar “esa gorra me puede quedar bien” y “voy a copiarme ese look”. Ya debes saber que no todo nos queda bien a todos, y lo que es más importante aún, no hay nada como tener un estilo propio y no parecer una caricatura de alguien más.

 ¿Están las Gorras Planas Obey entre tus preferidas? A mí me encanta esta marca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies